Últimas noticias

Gran éxito de la primera Escuela Internacional dedicada a las Levaduras Enológicas (WYS) de Lallemand Oenology en Lisboa

De acuerdo con su espíritu de mejora continua y con el fin de incrementar el bagaje de conocimientos de su equipo y de sus partners, Lallemand Oenology celebró los pasados días 4 y 5 de junio en Lisboa su primera Escuela Internacional dedicada a las Levaduras Enológicas (Wine Yeast School; WYS), donde un centenar de participantes provenientes de todas las regiones vitivinícolas conocieron los secretos da las levaduras enológicas naturales seleccionadas.

Durante los dos días que duró el evento, los asistentes pudieron profundizar en muchos temas a través de ponencias de conocidos  académicos y especialistas de Lallemand: desde la fisiología de la levadura hasta los fundamentos de la nutrición y crecimiento de la levadura, así como su metabolismo; cómo se seleccionan y cultivan las levaduras; por qué el uso de levaduras seleccionadas en comparación con la fermentación espontánea es la clave para el éxito del vino desde un punto de vista práctico; cómo se pueden diversificar los estilos de vino utilizando levaduras que no sean Saccharomyces; cómo se puede mejorar la levadura y cuáles son las nuevas estrategias de selección; cómo influyen las propiedades de la levadura en las características sensoriales del vino; por qué y cómo se puede conseguir una buena rehidratación de la levadura, fueron algunos de los temas tratados durante la WYS.

Un momento muy importante y emotivo fue la ponencia de Lanfranco Paronetto, que ha trascurrido 50 años de su vida trabajando para Lallemand en la unidad de enología y que describió la historia de las levaduras y de las levaduras seleccionadas comparándola con la de Lallemand Oenology, desde la creación de la empresa hasta su posición actual. Lanfranco dirigiéndose a todos los asistentes concluyó afirmando que el futuro está ahora en sus manos.

El grupo también visitó una planta de producción de levaduras de Lallemand en Setùbal donde pudieron conocer cómo se desarrolla realmente la levadura, siguiendo todos los pasos y controles de calidad aplicados a lo largo del proceso de producción.

Al final del segundo día, los asistentes realizaron un examen para mostrar los conocimientos adquiridos. Todos los participantes superaron el examen y concluyeron la Wine Yeast School con un diploma.

Sin duda, el éxito de esta primera Wine Yeast School abrirá el camino a muchas otras más.